jueves, 11 de junio de 2015

Qué comer después de hacer ejercicio

Deportistas, este artículo es para vosotros. Nos gusta estar en forma y para ello muchos de nosotros somos aficionados al sano hábito del deporte, pero después de pulir nuestros músculos y expulsar las toxinas tras una dura serie de ejercicios toca reponernos, por eso os traemos algunos alimentos clave para después del ejercicio. El agua, el melón y la sandía te ayudarán a llevar una dieta correcta con la que evitar el dolor muscular, la fatiga y el aumento de sensación de hambre tras el ejercicio, sigue leyendo y conocerás el resto.



-Incolora, inodora e insípida pero el agua resulta fundamental para antes, durante y especialmente después del ejercicio. El experto en nutrición, Luis Alberto Zamora, recomienda entre media hora y una hora antes de calzarnos las deportivas ingerir unos dos vasos de agua, durante la actividad aeróbica un trago cada 15 minutos, y una vez hayamos terminado el ejercicio toda la que nos pida el cuerpo, si es isotónica mejor, o también son recomendables las de mineralización débil y muy débil.

-Y sin dejar el agua,el melón y la sandía son dos ricas frutas que recargan las vitaminas y minerales de nuestro cuerpo, especialmente después de un ejercicio aeróbico. Una buena raja de sandía, una macedonia o quizá un smoothie bien fresquito, ¿a ti cómo te gusta más?

-El plátano es otro de nuestros aliados esta vez contra los calambres y fallos musculares. Sus niveles de azúcar ayudarán a nuestras reservas de energía y nos dará un empujón para aguantar bien el resto de la jornada.

-Pero no todo es fruta, las zanahorias gracias a su aporte en beta-caroteno nos ayudarán a broncearnos de un modo 100% natural al mismo tiempo que nos protegen de los radicales libres; su aporte de vitaminas contribuye a recuperar los minerales perdidos a través del sudor generado durante el desgaste físico.

-Eltomate es otra buena opción para reponer los minerales y vitaminas perdidos a causa del desgaste físico. Además su contenido en licopeno nos protegerá frente a los radicales libres al tiempo que, como la zanahoria, nos ayudará a lucir un bonito bronceado natural y saludable.

-Y para justo después del ejercicio, como tentempié y para resistir la tentación del capricho que tiraría por tierra tanto esfuerzo, lo mejor una rebanada depan para reponer los hidratos de carbono consumidos, fundamentales para mantenernos activos y no quedarnos sin pilas a mitad del día. Puedes acompañar el pan de queso fresco, alimento muy rico en agua y proteínas al igual que la leche, y de una rodajita de tomate; antioxidantes, vitaminas y minerales en unos pocos bocados.

Ahora sí, estás listo para hacer deporte y salir victorioso. Repondrás energías y llegarás al final del día con menos calorías y preparado para empezar y, lo más importante, también terminar tu siguiente serie de ejercicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada